Los peligros de usar el móvil en la gasolinera

15 Oct Los peligros de usar el móvil en la gasolinera

¿Quién no se ha fijado en las señales de prohibición de su gasolinera favorita? Sí, obviamente fumar es peligroso —y si no sabes por qué, no deberías estar conduciendo— pero ¿y el móvil? ¿Qué sentido tiene no utilizar el móvil con un vehículo parado en la gasolinera? ¿Has escuchado de alguna estación de servicio que haya explotado por el uso del móvil? ¿No será una leyenda urbana más?

Según la ciencia

La respuesta es obvia: no. Para que se produzca una explosión, es necesaria una chispa que entre en contacto con sustancias inflamables, más en concreto con el vapor de la gasolina que se encuentra en el aire.

La radiación emitida por un móvil normal no puede provocar esta reacción. Para que esto ocurriera, tendríamos que tener en nuestras manos un móvil defectuoso que soltase chispas ¡y nos haría daño mucho antes de llegar a la gasolinera!

Según la ley

Sin embargo, aunque el peligro de explosión sea ínfimo, existe.

El segundo párrafo del artículo 115.3 del Reglamento General de Circulación establece que los propietarios de distribuidores de combustible o empleados de estos últimos no podrán facilitar los combustibles para su carga si no está parado el motor y apagadas las luces de los vehículos, los sistemas eléctricos como la radio y los dispositivos emisores de radiación electromagnética como los móviles.

Por otro lado, el artículo 115.4 le pide exactamente lo mismo al conductor del vehículo o a la persona que vaya a cargar el combustible, en el caso de que no estén presentes los propietarios o empleados de la gasolinera.

El incumplimiento de esta norma se sanciona con una multa de hasta cien euros, aunque no hace perder puntos.

Eso sí, cuidado con la electricidad estática

¿Recordáis el viejo truco de frotar un globo contra un chaleco de lana y hacer que atrajera nuestro pelo? La electricidad estática existe y es ciertamente más peligrosa que cualquier radiación electromagnética que pueda soltar nuestro móvil.  Cuando el conductor sale y se apoya, hace de puente entre tierra y vehículo, y esto sí que puede producir una chispa. Tienes que ocuparte de vigilar esto, y no tanto el móvil; asegúrate de descargarla tocando el techo del coche unos segundos antes de bajarte del mismo.

No Comments

Post A Comment